Extrañar

14 Jun

Hoy es un día muy especial, es el cumpleaños de uno de mis primos: se llama Luis Manuel, cumple 17 años, está por entrar a su último año de preparatoria y estoy recordando el año 2011.

Era el joven más decidido que conozco: un verano, tendría 13 a lo mucho, estaba necio de que quería ir a Six Flags con todos los primos, mis tíos dijeron “pero no tenemos dinero” con tal de que buscara otra actividad veraniega.

Me preguntó qué podía hacer para conseguir dinero, le dije que lavara carros o vendiera chicles, más en broma que en serio. ¿Qué hizo? Organizó a todos los primos de su edad para preparar y vender crepas. (Deliciosas, por cierto). ¿Qué pasó? Que no solo fueron a Six Flags, les alcanzó para el dichoso “Flash Pass” y se ahorraron todas las filas.

Más o menos desde ésa edad se decidió a aprender a hacer él solo todas las labores del hogar, ¿por qué? Porque tendría que poder hacer todo eso cuando fuera a la universidad. Su familia se había mudado a Estados Unidos algunos años antes.

El 18 de enero de 2012, murió en un choque camino a la escuela, él iba manejando. Un señor que trabajaba en turno nocturno, cayendo de sueño y cansancio le pareció una buena idea manejar a su casa. Se quedó dormido, invadió el carril contrario en una curva de la carretera y chocó de frente con mi primo. El accidente sucedió a 10 minutos del lugar de trabajo del señor.

Luis Manuel cumpliría hoy 22 años y voy a recordarlo con la alegría que lo caracterizó durante su vida.

Anuncios

3 comentarios to “Extrañar”

  1. Monoaureo junio 15, 2016 a 8:55 PM #

    Triste historia. Gracias por compartirla. Abrazo solidario.

    Le gusta a 1 persona

  2. Lucero88 junio 20, 2016 a 11:14 PM #

    Perder a alguien siempre es muy difícil, y lo único que podemos hacer después es recordar los buenos momentos y alegrarnos porque pudimos compartirlos. Te mando un abrazo

    Me gusta

Trackbacks/Pingbacks

  1. Líderes que inspiran. Vol.1 | Manemaze - enero 18, 2017

    […] normales que consideramos líderes. Yo pensé inmediatamente en uno de mis primos. Se llamaba Luis Manuel y era todo un emprendedor que no aceptaba un “eso no se puede” o “no tenemos […]

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: