Terremoto CDMX. Parte 1.

21 Sep

¡Qué difícil es saber que hay una emergencia y estar tan lejos!

Y es que desde mediados de agosto y lo que vamos de septiembre los desastres naturales no han dado tiempo para respirar; desde huracanes super poderosos que provocan inundaciones masivas, hasta sismos y terremotos que colapsan comunidades y ciudades enteras.

Creo que no sabía lo mucho que quiero a la Ciudad de México hasta que la vi tan rota como en los videos del terremoto del 19 de septiembre de 2017. Saber que hay edificios derrumbados en calles y colonias donde viven, trabajan y se mueven a diario amigos, familiares y conocidos me rompió el corazón, en especial en las zonas que reconocí como mis antiguos lares.

Notas como ésta, por ejemplo “¿quiénes son los Topos?” hacen que pierda la fe en la buena voluntad de los rescatistas, pero tienen un punto: en 32 años no se han profesionalizado para dar la mejor respuesta ante una emergencia.

Las noticias de personas asaltando en casas y afuera de las zonas evacuadas también son para perder la fe en los mexicanos, ¿qué tan mal hay que estar para aprovechar la tragedia y seguir lastimando a nuestros vecinos?

Les confieso que las primeras horas sentí mucha impotencia de no poder ayudar salvo por donaciones online; pero ver reacción inmediata de la sociedad ofreciendo sus casas, restaurantes convirtiéndose en comedores comunitarios, empresas de todos los tamaños ayudando en las comunidades.

Por otra parte, enterarme de la cantidad inmensa de voluntarios, víveres, centros de acopio y ayuda en general, me devolvió la certeza de que los buenos somos más, que vamos a salir adelante a pesar de todos aquellos que hacen leña del árbol caído.

Me resulta interesante saber la respuesta de las redes sociales para organizar, distribuir, alertar y ayudar a la población civil desde los primeros minutos me pareció fantástico; si bien, con el paso de las horas la información pasó a ser confusión, como en el caso del derrumbe del Plaza Condesa, pero de nuevo vinieron medidas para evitar el caos.

Espero poder volver sobre este tema más adelante, ya que creo que es el primer desastre en la ciudad de México que se vivió con redes sociales. También revisar el papel de los medios masivos, de los actores políticos y otras instancias de poder.

 

Anuncios

Una respuesta to “Terremoto CDMX. Parte 1.”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Feminicidios | Manemaze - octubre 14, 2017

    […] septiembre, días antes del terremoto, la desaparición de Mara Castilla y la noticia de su asesinato nos dejó sin ganas de celebrar las […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: